No te vamos a contar qué el contenido debe ser  de alta calidad, qué debemos pensar en el usuario cuando escribimos, esto ya lo sabes. Debemos preocuparnos por la forma de escribirlos pensando siempre en la experiencia del usuario al leerlo. Será de gran utilidad agregar gráficos, checklists, videos, pdfs y cualquier tipo de “bonus” que podamos dar para que se entienda mejor lo que queremos transmitir. El objetivo es claro: Que el contenido se popularice (no solo en las redes sociales) y se obtengan links con menciones naturales.

Para reforzar la popularidad del contenido, es interesante realizar los siguientes pasos:

– Hacer una lista de personas relacionadas con el nicho, personas conocidas o no que estén claramente interesadas en los temas a desarrollar. Luego, intentar interactuar con ellos compartiendo sus publicaciones, comentando en sus blogs, suscribiéndonos en su newsletter, marcando sus tweets como favoritos. La idea es formar una relación << relationship linkbuilding >> con las personas.

– Luego de publicar nuestro contenido, es recomendable contactar a las personas que hemos mencionado en el artículo y comentarles si desean compartirlo. En lo posible, dejarles directamente lo que tendrían que escribir en su muro de Facebook o en un tweet, para les que resulte más fácil de compartir y no les tome tiempo.

– Por último, la opción de pagar por la publicidad nos ayuda a terminar de expandir la popularidad del contendido.