Es muy común oír hablar sobre las pruebas A/B, pero,

¿Qué son las famosas pruebas A/B?

Las pruebas A/B, también conocidas como pruebas multivariables, son un método a través del cual se comparan variables de una campaña de marketing digital para identificar cuál de éstas obtiene la mejor tasa de respuesta. Por ejemplo, si estás probando como variable el color de fondo de tus páginas de destino para determinar cuál te ayuda a generar más conversiones, podrías comparar el rojo y el verde y analizar cuál arroja mejores resultados.

grafico-color

El ejemplo recién utilizado es muy simple, estas pruebas son implementadas para mejorar tanto las tasas de conversión de landing pages, como campañas por correo electrónico y muchos más elementos del marketing digital y aun así muy pocos colegas las utilizan.  ¿Increíble, no?

¿Tú cliente necesita resultados? ¡Aquí los tiene!

Un pequeño cambio puede significar el resultado que estás esperando mostrarle a tu cliente. Haremos un listado de algunos conceptos a pensar cuando trabajamos con pruebas A/B ¡No desesperen! Estos tips te guiarán para que sepas cómo optimizar mejor tus estrategias digitales.

Realiza una sola prueba de a la vez

Como regla general, sobre todo si eres relativamente nuevo o nueva al método de la ejecución de pruebas A/B, no debes realizar más de una a la vez. Ej.: si cambias el color de la landing page no cambiemos también el copy.

Analiza una sola variable por prueba

Sabemos que hay mucho por analizar, sin embargo para obtener buenos resultados siempre es bueno ir variable por variable. De esta forma podrás analizar de forma más objetiva los resultados obtenidos en tu campaña al ver la eficacia de cada elemento. Estas variables pueden ser desde colores de tu landing page hasta segmentos de un target o la redacción de un artículo. ¡Podemos probar una infinidad de variables!

¡Debes medir todo, hasta el último rincón de tu campaña!

Cuando realices una prueba A/B  ten cuenta cómo ésta afecta a todos los ítems citados en el último gráfico dado que impactarán fuertemente tu campaña y objetivos. Por ejemplo: puedes aumentar considerablemente las subscripciones a tu página o newsletter ¡y mucho más!

Decide siempre que es lo que deseas poner a prueba

Hay una serie de variables que puedes poner a prueba cuando optimices tus páginas de destino, llamadas a la acción y correos electrónicos. No tienes que limitarte solo a las pruebas de color de fondo o tamaño de texto. Observa diversos elementos en tus recursos de marketing y sus posibles alternativas de diseño y disposición de elementos. ¡También ten cuidado cuando elijas la audiencia para cada variable! La segmentación apropiada de tu audiencia es otro elemento clave para las Pruebas A/B.

¿A que llegaremos con todo esto? ¿Vale la pena? ¡Claro que sí!

Si tienes en cuenta estos tips y realizas muchas pruebas A/B, con el tiempo verás cómo recibirás la oportunidad de maximizar las tasas de conversión, resolver problemas y cuestionar tus suposiciones acerca de tu campaña. Eventualmente también notarás cómo éstas afectarán el ROI o retorno de inversión favorablemente.

¿Ya sientes ganas de comenzar a hacer Pruebas A/B? Esperamos que el artículo te ayude a poner éste método en perspectiva y mejorar tus campañas de marketing digital.